Pueden fabricar monedas personalizadas en un amplio ámbito y aplicaciones. Por ejemplo en competiciones, acciones publicitarias o acontecimientos importantes.